La facturación electrónica es, ante todo, una factura. Esto significa que tiene los mismos efectos legales que una factura en papel, se expide y recibe en formato electrónico.

 

 DESCARGAR GUÍA